EDITORIALES


GACETA SANITARIA en nuestro imaginario colectivo

(GACETA SANITARIA in our collective imaginary)


Para crear una marca editorial
-y que se convierta en una contraseña-
es imprescindible la persistencia y la coherencia,
para fijarla en el imaginario colectivo.
Ahondar en un surco hondo y ancho,
sin dispersiones ni despistes.

(Jorge Herralde. Opiniones mohicanas, 2001)

 

Este nuevo número de GACETA SANITARIA se abre con la mejor de las noticias: la renovación de la dirección de la Revista. Transcurridos -casi a la velocidad de la luz- los 5 años de mi compromiso inicial como director, y de común acuerdo con la junta, se puso en marcha un proceso riguroso, abierto y transparente de convocatoria y valoración de candidaturas a la dirección de GACETA SANITARIA, semejante al realizado en anteriores ocasiones. Para ello, SESPAS designó un comité consultivo de valoración, integrado por Josep Maria Antó, Fernando Rodríguez-Artalejo, en calidad de anteriores directores de la revista, así como de Lucía Artazcoz y Pere Ibern por parte de SESPAS, además este director saliente. El resultado ha sido la ratificación entusiasta por parte de la junta de SESPAS de la valoración muy positiva que el comité consultivo hizo de la propuesta presentada por Esteve Fernández para dirigir Gaceta Sanitaria en los próximos 5 años.

Esta decisión y el proceso que la ha hecho posible deben ser un claro motivo de satisfacción para todos, por lo que supone de madurez y estabilidad en los modos y métodos de trabajo de nuestra revista, de SESPAS y de todas las sociedades que la integran. En este momento de relevo, siempre propicio a los balances, dejo para los demás la valoración de los objetivos alcanzados. En todo caso, es mérito de muchos haber incrementado el número de manuscritos recibidos y publicados, haber diversificado los contenidos en consonancia con las distintas disciplinas que configuran la práctica y la investigación en salud pública y administración sanitaria, y haber consolidado los indicadores de gestión en niveles aceptables en su conjunto.

Me gustaría aprovechar esta mi última aportación como director para agradecer la confianza que SESPAS, sus sociedades afiliadas y sus respectivos presidentes, y de manera destacada Rafa Manzanera y José Ramón Repullo, me han otorgado durante estos años. Todos ellos supieron entender la importancia de GACETA SANITARIA como capital científico, profesional y social, haciendo posible que trabajáramos con independencia, rigor y compromiso. Una muestra de dicha confianza ha sido la incorporación de Revisiones en Salud Pública y, más recientemente, del Informe SESPAS como suplementos de la revista, contando con el apoyo de distintos patrocinadores que también me gustaría reconocer aquí. Esto ha contribuido decisivamente, y no sin un apreciable esfuerzo económico, a la consolidación de GACETA SANITARIA como cabecera científica de prestigio y como fuente creciente de citas bibliográficas.

Todo esto es también el resultado de la dedicación y generosidad del equipo editorial que me ha acompañado en la responsabilidad de hacer posible, número a número, nuestra Revista. Con Xavier Castells, Jordi Alonso y Fernando Antoñanzas como veteranos del anterior equipo editorial, y con Ana M. García, Montse Rué, Esteve Fernández, Jaume Puig, Manel Nebot, Pere Godoy, Isabel de la Mata, Santi Pérez-Hoyos y Carme Borrell como renovadores de las tareas editoriales, quiero compartir el agradecimiento y el orgullo de haber servido a la «casa común» de la salud pública y la administración sanitaria. Ellos saben, más que nadie, del placer de recorrer el sumario de cada nuevo número y de hojear sus perfumadas páginas... ¡Sin poder evitar escudriñar erratas e imperfecciones! A estos placeres editoriales -en absoluto inconfesables-, también han contribuido decisivamente la paciencia y dedicación de Maria Cinta Sabaté, Montse Miralles y Joan Juan, de Ediciones Doyma, y de Rosa Roda desde la secretaría de SESPAS. Y tampoco quiero olvidarme de Miquel Porta, quien una noche, entre copa y copa, nos embarcó en la puesta en marcha de una nueva sección, «Imaginario Colectivo», augurando con ello una buena parte del espíritu editorial que nos anima.

Finalmente, me gustaría reconocer aquí el rigor y el espíritu constructivo de los numerosos evaluadores que nos han ayudado a considerar, desde el respeto científico y personal, las aportaciones de los autores que eligieron GACETA SANITARIA para la mejora y difusión de sus investigaciones y reflexiones. Vayan por delante mis sinceras disculpas por todas las ocasiones en las que no hemos sabido estar a la altura de su confianza.

Desde la tranquilidad de saber que con Esteve Fernández, buen conocedor de la Revista y colaborador clave de estos años, GACETA SANITARIA no hará sino lograr nuevos e importantes objetivos, os pido que sigáis confiando en el esfuerzo que él y todo el equipo editorial en pleno, auténticos «atacados» por el gusanillo editorial, van a dedicar a la Revista en la nueva etapa que ahora se inicia.

A modo de despedida, os dejo a todos, amigos, compañeros y lectores, con la satisfacción de haber podido ahondar un poco más en el surco del conocimiento y la reflexión como instrumentos de cambio sanitario y social. Sin nostalgias ni triunfalismos, pero con la esperanza de haber contribuido a fijar un poco más a GACETA SANITARIA en nuestro imaginario colectivo.

Antoni Plasència
Departament de Salut.
Generalitat de Catalunya.
dgsp.sanitat@gencat.net

Ediciones Doyma, S.L. Barcelona - Barcelona - Spain
E-mail: gs@elsevier.com