RECENSIÓN

 

Empleo, trabajo y desigualdades en salud: una visión global

 

Employment, work and inequalities in health: global vision




Joan Benach, Carles Muntaner, con Orielle Solar, Vilma Santana, Michael Quinlan, y la red EMCONET

Icaria Editorial
Barcelona 2010, 518 + XXIV pp, 16.5 × 24 cm

 

 


 

 

El origen de este libro fue el informe elaborado por la Red de Condiciones de Empleo (EMCONET) en el 2007, como parte del trabajo para la Comisión sobre Determinantes Sociales de la Salud de la Organización Mundial de la Salud. Este texto ofrece una visión integral de cómo condiciones de empleo como la precariedad, el empleo informal, el trabajo infantil o el esclavismo afectan a la equidad en salud de los trabajadores y trabajadoras de todo el mundo. Para ello, esas condiciones son analizadas a través de ejes de desigualdad tan importantes como la clase social, el género, la edad, la etnia, la situación migratoria y el territorio.

El libro, que se publicará próximamente en inglés, ha sido realizado con una edición y diseños muy cuidados, cuenta con un amplio material gráfico, los dibujos de Yves Berger y los prólogos de John Berger y Vandana Shiva. En esta parte, se ofrece novedosas aportaciones entre las que podemos destacar las siguientes: un novedoso marco teórico conceptual que permite entender las causas y consecuencias de las condiciones de empleo y trabajo sobre la salud y la desigualdad en distintos contextos económicos y políticos; una original tipología de países según su situación socioeconómica y mercado laboral; más de un centenar de "estudios de caso" donde se describen las diversas condiciones de empleo, trabajo y equidad de salud; y el análisis del impacto y posibles soluciones ante la actual crisis económica. Además, el libro propone las políticas e intervenciones relacionadas con el empleo y el trabajo más importantes que pueden ayudar a reducir las desigualdades en salud global y localmente.

Por todo ello, se trata de un texto que debe convertirse en una referencia internacional en el tema, que será de gran utilidad tanto para los profesionales de salud pública, la medicina ocupacional, los estudiosos de las desigualdades en salud, politólogos, cientistas sociales, sindicalistas, como por todas aquellas personas interesadas en enfrentar el proceso de globalización neoliberal que ha originado la crisis multisectorial que daña la salud de todos, pero sobretodo, la de los trabajadores y trabajadoras en situación más vulnerable.

Para comprender en su valor la obra, nada más oportuno que conocer el sintético e interesante prólogo realizado por Vandana Shiva, la conocida científica, escritora y activista hindú.

La desigualdad global en el empleo y en el trabajo constituye uno de los temas más importantes de nuestro tiempo. El aumento del desempleo, la extensión de la precariedad laboral, de la esclavitud o del trabajo forzado, y otras peligrosas formas de empleo y de trabajo relacionadas con la desigualdad, descritas de forma amplia y precisa en este libro, están intrincadamente asociadas a graves lesiones por accidentes y a múltiples enfermedades que afectan a los trabajadores, a sus familias y a sus comunidades. La tragedia de 150 000 suicidios entre los campesinos hindúes, uno de los más cien estudios de caso incluidos en este libro, nos recuerda con fuerza que la globalización, las inequidades de género, la soberanía alimentaria y la salud de la población se hallan estrechamente interrelacionadas.

Las desigualdades en salud no solo constituyen uno de los problemas de justicia social más importantes a nivel global, sino que son una de las evidencias más claras de que disponemos para describir y explicar de qué forma el bienestar y la justicia social se distribuyen de forma desigual en el mundo. Las desigualdades en salud relacionadas con el empleo nos indican también dónde debemos alcanzar un mundo más justo y democrático.

La historia de las relaciones de empleo hace referencia al desigual poder y al secular conflicto entre el capital y el trabajo, hoy en día ejemplificado bajo la globalización en la lucha existente entre las poderosas corporaciones de los países ricos y los campesinos desposeídos de los países pobres. Miles de millones de personas poseen únicamente su fuerza de trabajo para vender, y trabajan (o no) con permiso de quienes poseen las condiciones materiales del trabajo. Hoy en día, en un sistema económico capitalista cada vez más globalizado, un pequeño número de compañías transnacionales, organizaciones internacionales y gobiernos coaligados con ellas, sobre todo en los países ricos, tiene el poder de tomar decisiones que afectan a la vida de millones de trabajadores que viven en el límite de la supervivencia. Son ellos quienes determinan qué clase de estándares laborales han de establecerse, qué tipo de normativas sobre salud laboral se imponen, y si los trabajadores pueden gozar o no de la protección de los sindicatos. Son ellos quienes toman decisiones decisivas como el acceso a las semillas, al agua o a la tierra, decisiones que afectan a la salud y a la calidad de vida de la mayoría de la población del planeta.

Contrariamente a la visión hoy dominante, los autores de este libro creen que la génesis de las desigualdades en salud relacionadas con el empleo y el trabajo no es un proceso tecnocrático neutro y libre de juicios de valor, sino más bien una práctica profundamente influida por las ideologías políticas y el conflicto de intereses entre propietarios, directivos, gobiernos y trabajadores. Como sea que las raíces de los problemas son sociales, también deben serlo las soluciones. Pero las soluciones tecnológicas, aunque hasta cierto punto, importantes y necesarias, son limitadas. El nivel de poder y el grado de participación que tienen los trabajadores no solo constituyen un factor clave para promover un proceso de toma de decisiones que sea más igualitario dentro y fuera de las empresas, sino que también son un factor fundamental para proteger la salud de los trabajadores. Necesitamos un mayor equilibrio de poder en las relaciones de empleo. Necesitamos un empleo que sea más justo y sostenible. Necesitamos relaciones de empleo justas en el seno de una democracia ecológica. Necesitamos reducir las brutales desigualdades de salud que existen hoy en día.

Disponemos de los instrumentos necesarios para llevar a cabo ese cambio económico-ecológico, pero se requiere un poder político capaz de imponer reglas de juego nuevas y criterios nuevos que regulen la actividad económica-ecológica-social. Como no parece razonable esperar que la solución de la crisis provenga del medio institucional y de los agentes económicos que la han provocado, la actual crisis nos ofrece una oportunidad única para cambiar el curso de la globalización y el medio laboral en un sentido ecológico más equitativo y justo que mejore la salud de todos y reduzca las desigualdades en salud.

Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas La Habana - La Habana - Cuba
E-mail: ecimed@infomed.sld.cu