Instantáneas

 

Se sabe por qué algunas personas infectadas por el VIH no progresan al sida

 

 

Por motivos que se desconocen, una pequeña fracción de los individuos infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) no presentan síntomas de sida por un período de tiempo mucho mayor que el esperado. Según un informe recién emitido por investigadores del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos de América, un subgrupo muy pequeño de estos individuos bien podría salvarse de llegar a tener sida. Los datos aportados por estos investigadores, que se publicaron en marzo de este año, proveen información novedosa y de posible utilidad para la elaboración de una vacuna o de otros tratamientos contra el VIH.

Aparentemente hay un rasgo común en el sistema inmunitario de las personas infectadas por VIH que no contraen el sida. Específicamente se han encontrado diferencias, mediante la investigación de 13 personas seropositivas a VIH durante más de 15 años que además fueron escogidas por tener recuentos normales de linfocitos CD4+ y concentraciones sanguíneas de VIH extremadamente bajas, en algunos de los genes que codifican las proteínas de los antígenos leucocitarios del ser humano (human leukocyte antigens, HLA). En el caso de las infecciones por VIH y de otras infecciones víricas, dichas proteínas se adhieren a las partículas víricas dentro de las células infectadas y conducen a estas partículas atrapadas hacia la superficie celular, donde las presentan, por así decirlo, a los linfocitos T que proceden a destruir a las células infectadas. Prácticamente todas las células del organismo tienen proteínas de HLA, aunque estas son distintas en cada individuo. Debido a que un tipo determinado de proteína puede adherirse mejor que otro a los fragmentos de un microorganismo específico, las personas con ciertos genes HLA tienen más resistencia a algunas infecciones, en este caso a la infección por VIH.

En el estudio citado, los investigadores descubrieron que 11 de los 13 (85%) sujetos tenían una variante genética denominada HLA B*5701, mientras que solamente 19 de 200 (9,5%) individuos que desarrollaron síntomas de sida tenían esta variante. Además, cuando los investigadores examinaron las células T de los casos con resistencia al sida, hallaron que muchas de ellas reconocieron la variante genética HLA B*5701 cuando se encontraba adherida a fragmentos proteínicos específicos. Esto sugiere que el motivo por el cual algunas personas tienen más resistencia que otras al sida radica en su sistema inmunitario, y no en que estén infectadas por una forma atenuada del VIH.

Es primera vez que se observa una asociación rotunda entre la resistencia al sida y factores genéticos relacionados con el sistema inmunitario. En el futuro habrá que investigar de qué manera la variante genética HLA B*5701 confiere protección y por qué la proteína no parece proteger al pequeño porcentaje de personas que tienen esta variante pero que sí desarrollan síntomas de sida. (National Institutes of Health. NIAID researchers discover why some HIV-infected people don't develop AIDS. Comunicado de prensa, 15 de marzo de 2000.)

Organización Panamericana de la Salud Washington - Washington - United States
E-mail: contacto_rpsp@paho.org