Información farmacológica

 

USO RACIONAL

 

 

Manipulación correcta de los viales de epoetina alfa para evitar la contaminación

Debido a un brote de 21 episodios de bacteriemia o reacciones pirógenas en pacientes tratados con EPOGEN® (epoetina alfa) en un centro de diálisis (Estados Unidos de América), el fabricante AMGEN envió una comunicación de alerta señalando que una investigación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades reveló que existe la práctica de recoger la cantidad sobrante de EPOGEN® en viales de una sola dosis, sin sustancias preservativas, y de agregarla al contenido de otros de uso común para tratar a otros pacientes. Esa práctica ha ocasionado la contaminación bacteriana extrínseca del producto. Por tanto, no se debe reextraer el contenido de los viales de una sola dosis ni juntar en uno solo la cantidad sobrante de dos o más.

El EPOGEN® fabricado en viales de una sola dosis es una solución estéril. Aunque se fabrican viales de varias dosis con sustancias preservativas, los de una sola dosis no contienen ninguna. Una vez que una jeringa penetra en un vial de una sola dosis, ya no se puede garantizar la esterilidad del producto. Las instrucciones proporcionadas en la etiqueta del producto en la sección titulada "Preparación y administración de EPOGEN®" indican lo siguiente:

Vial de 1 mL de una sola dosis sin sustancias preservativas. Use una dosis por vial; absténgase de reextraer el contenido. Deseche la cantidad sobrante.

Vacuna contra el sarampión, la parotiditis y la rubéola (MMR): nuevos estudios confirman falta de pruebas de su vínculo con la enfermedad intestinal inflamatoria y el autismo (Reino Unido)

Todas las pruebas que establecen una posible relación entre la vacuna contra el sarampión, la parotiditis y la rubéola (MMR) y el autismo o la enfermedad de Crohn se han sometido a cuidadosa revisión por varios comités de expertos independientes que asesoran regularmente sobre la inocuidad de las medicinas y la política de inmunización (el Comité de Inocuidad de los Medicamentos y el Comité Mixto de Vacunación e Inmunización) y por un grupo de especialistas independientes reunido en marzo de 1998 por el Consejo de Investigación Médica. Todos estos grupos opinan que las pruebas citadas por Wakefield et al. no justifican las inquietudes expresadas.

Se formó un grupo de trabajo para evaluar los informes recibidos (92 de autismo y 15 de la enfermedad de Crohn), el cual llegó a la conclusión de que era imposible probar o refutar la asociación indicada entre la vacuna MMR y la enfermedad intestinal inflamatoria por causa de la naturaleza de la información, la autoselección de casos y la falta de elementos de comparación. Sin embargo, ese grupo de trabajo descubrió que la información disponible no respaldaba las relaciones causales indicadas ni era motivo de preocupación por la inocuidad de las vacunas MMR o MR.

Con el fin de estudiar más a fondo la relación señalada con el autismo, el Organismo de Fiscalización de Medicamentos mandó a hacer un estudio epidemiológico. Los investigadores mostraron que el número conocido de casos del trastorno del espectro autista ha venido aumentando desde 1979 y que no se observó un marcado aumento después de la introducción de la vacuna MMR en 1988. También descubrieron que, entre las personas afectadas, la edad en el momento del diagnóstico era similar, ya fuera que el niño hubiera sido vacunado antes o después de los 18 meses de edad o estuviera sin vacunar, lo cual indica que la vacunación no conduce a la expresión temprana de características de autismo. Además, mostraron que a los 2 años de edad, la cobertura con la vacuna MMR de los niños con el trastorno del espectro autista era casi idéntica a la de los niños de cohortes similares en toda la región, hecho que comprueba la ausencia general de una relación con la vacunación.

Taylor et al. emplearon un método innovador basado en "series de casos" para evaluar la incidencia relativa del autismo dentro de períodos previamente definidos después de la vacunación. Estos análisis comprendieron tres medidas diferentes del comienzo del autismo (fecha del diagnóstico, fecha de la primera expresión de preocupación de los padres y fecha de regresión) y dos clases de vacunas (MMR y cualquier vacuna antisarampionosa). No se observaron relaciones estadísticamente significativas en las 14 comparaciones, excepto una incidencia relativa ligeramente elevada (1,48) de la relación de la vacuna MMR con la expresión inicial de preocupación de los padres (que parece haberse debido a la dificultad de acordarse de la edad precisa del comienzo de la enfermedad y, por tanto, a la preferencia por aproximar la edad a los 18 meses). Aunque el método basado en series de casos puede adaptarse mejor al estudio de una enfermedad aguda que al de afecciones crónicas de comienzo insidioso, como el trastorno del espectro autista, la ausencia de una relación observada en otros análisis respalda los resultados obtenidos.

La espironolactona: resultados positivos en pacientes con insuficiencia cardíaca grave (Estados Unidos de América)

Según los resultados de un nuevo ensayo conocido como estudio aleatorio de evaluación de la aldactona (RALES), al agregar espironolactona al tratamiento común se puede reducir mucho el riesgo de morbilidad y defunción de los pacientes con insuficiencia cardíaca grave.

El ensayo se realizó con 1663 pacientes con insuficiencia cardíaca grave tratados con un inhibidor de la enzima de conversión de la angiotensina (ECA), un diurético de asa y, en algunos casos, digoxina. La mitad de los pacientes también recibieron 25 mg diarios de espironolactona y los demás, placebo. El ensayo se descontinuó pronto después de un período medio de seguimiento de 24 meses porque el análisis interino mostró beneficios del régimen seguido en el estudio.

Hubo 386 defunciones (46%) en el grupo tratado con placebo y 284 (35%) en el grupo tratado con espironolactona. Esta reducción se atribuyó a un menor riesgo de defunción por insuficiencia cardíaca progresiva y de muerte repentina por causas cardíacas. La tasa de hospitalización por agravamiento de la insuficiencia cardíaca también fue menor en el grupo tratado con espironolactona y mejoraron los síntomas de insuficiencia cardíaca de un mayor número de pacientes de ese grupo. Se notificó ginecomastia, un conocido efecto adverso de la espironolactona, en 10% de los hombres tratados con ese medicamento, en comparación con 1% de los tratados con placebo. La incidencia de hipercaliemia grave fue mínima en ambos grupos de pacientes.

Los investigadores señalan que raras veces se usan los antagonistas de los receptores de la aldosterona, como la espironolactona, en pacientes con insuficiencia cardíaca porque muchos médicos suponen que la inhibición del sistema de producción de renina-angiotensina-aldosterona por un inhibidor de la ECA impedirá la formación de aldosterona. Además, se ha considerado que el tratamiento con un antagonista de la aldosterona junto con un inhibidor de la ECA está relativamente contraindicado por causa de la posibilidad de casos graves de hipercaliemia. Sin embargo, cada vez hay más pruebas de que los inhibidores de la ECA suprimen la producción de aldosterona solo temporalmente.

El efecto beneficioso de la espironolactona en el estudio no parece deberse por completo a un efecto del medicamento en la retención de sodio o la pérdida de potasio; más bien, es posible que este producto proteja la función cardíaca. Por lo tanto, las comprobaciones hechas en este estudio repercuten en el tratamiento de los pacientes con otros trastornos en que los inhibidores de la ECA son beneficiosos, incluso en casos de hipertensión.

Formulaciones líquidas de paracetamol de uso pediátrico: nuevo diseño del envase para evitar errores (Estados Unidos de América)

A un paciente pediátrico con fiebre se le administraron 10 mL de paracetamol (acetaminofeno, Tylenol®), de conformidad con el protocolo. Por error, la enfermera empleó gotas concentradas de Tylenol® para lactantes (100 mg/mL) en lugar de elíxir de paracetamol para niños (160 mg/5 mL). Al reconocer el error de administración de una dosis excesiva, se trató al paciente eficazmente con carbón activado. En otros casos, las madres que recibieron de los pediatras instrucciones de dar a los niños una "cucharadita de Tylenol" usaron el concentrado equívocamente.

En respuesta a esos informes, McNeil Consumer Healthcare ha comenzado a distribuir gotas concentradas de Tylenol® para lactantes en un nuevo envase con el fin de prevenir la administración accidental de dosis excesivas por medio de un dispositivo incorporado que sirve de válvula unidireccional, con lo cual es difícil o imposible verter cantidades de una cucharadita. Además, los gráficos del nuevo empaque de todos los productos de Tylenol® pediátrico tienen dibujos que muestran uno de cuatro grupos de edad para que el usuario sepa cuándo debe cambiar a una nueva forma de presentación.

Hypericum perforatum (hierba de San Juan): interacción con varios medicamentos (EMEA, Canadá, Estados Unidos de América, Malasia, Países Bajos, Suecia y Reino Unido)

Hypericum perforatum (hierba de San Juan) es una sustancia empleada principalmente para el tratamiento de trastornos leves del estado de ánimo. En muchos países se considera una medicina tradicional o un alimento natural y es de venta libre. Después de la reciente publicación de varios trabajos en que se describe una importante interacción del indinavir, la ciclosporina y la warfarina con Hypericum perforatum, varias autoridades han hecho diversas declaraciones, que se resumen a continuación:

EMEA. El Organismo Europeo de Evaluación de Medicinas (EMEA) ha señalado que los productos a base de Hypericum perforatum (hierba de San Juan) tienen posibilidad de interacción con los productos medicinales.

En 1999 se publicaron informes de casos o datos farmacocinéticos sobre diversas interacciones medicamentosas entre Hypericum perforatum y algunos productos medicinales, incluso ciclosporina, digoxina, anticonceptivos orales, teofilina y warfarina. Muy probablemente, esas interacciones están relacionadas con la inducción de ciertas isoenzimas del sistema de la citocromooxidasa P450 por Hypericum perforatum y pueden reducir la concentración plasmática y, por tanto, el efecto terapéutico de esos productos medicinales. Como esa interacción es causada por la inducción de enzimas, la suspensión de los productos medicinales a base de Hypericum perforatum también puede aumentar la concentración sanguínea de algunas medicinas (particularmente de ciclosporina, digoxina, teofilina y warfarina) y causar toxicidad.

Además, los resultados de un estudio de interacción (The Lancet, vol. 355, 12 de febrero de 2000, pp. 547-548) de Hypericum perforatum con indinavir (Crixivan®), un inhibidor de la proteasa recomendado para el tratamiento de pacientes adultos infectados por el VIH-1, mostró que al administrar este último producto junto con Hypericum perforatum se redujo mucho su concentración plasmática. Esta interacción puede estar relacionada con la inducción de la enzima 3A4 del sistema de la citocromooxidasa P450. Los resultados pueden tener importantes repercusiones clínicas para esos pacientes, puesto que las concentraciones plasmáticas subterapéuticas de indinavir pueden provocar resistencia y fracaso terapéutico. Todavía no se sabe si ocurre esa interacción con otros productos medicinales antirretrovíricos.

Después de una revisión por el Comité de Productos Medicinales de Marca Registrada (CPMP), la EMEA ha recomendado que los pacientes tratados con indinavir y, por extensión, también con otros productos medicinales antirretrovíricos contra la infección por el VIH-1, no deben tomar productos a base de Hypericum perforatum. Las autoridades nacionales competentes enviarán advertencias a los pacientes tratados con otros productos medicinales que tomen otros que contengan Hypericum perforatum, teniendo en cuenta la reglamentación local de esos productos.

Canadá. En el Canadá, los productos a base de la hierba de San Juan que lleven una declaración (directa o indirecta) de propiedades terapéuticas son reglamentados como medicamentos bajo la categoría de hierbas medicinales tradicionales. La información recientemente publicada sobre esos productos se ha sometido a revisión para compararla con la etiqueta. A falta de una declaración (directa o indirecta) de propiedades terapéuticas, esos productos podrían venderse como alimentos.

Malasia. En Malasia, los productos que contienen la hierba de San Juan son reglamentados por la Autoridad de Fiscalización de Medicamentos (DCA) como medicinas tradicionales para aliviar los trastornos leves del estado de ánimo. En la actualidad hay 14 productos registrados, de los cuales siete contienen un solo ingrediente y siete son una combinación con otros ingredientes. A partir de los datos existentes y mientras se esperan los resultados de los estudios en marcha, la DCA ha pedido a los titulares del registro de esos productos que incluyan en la etiqueta una advertencia de la necesidad de que los consumidores pidan consejo a su médico o farmacéutico antes de usarlos, ya que puede haber una interacción con los medicamentos recetados.

Países Bajos. El Ministerio de Sanidad, Bienestar y Deportes distribuirá un comunicado de prensa sobre cómo el uso de la hierba de San Juan puede reducir la eficacia de los medicamentos. En dicho comunicado se aconseja a quienes usan esta hierba junto con productos medicinales que no dejen de usarla por cuenta propia, sino que consulten a su médico o farmacéutico. La información proporcionada en la declaración de la EMEA también se ha incluido en el comunicado y enviado a todos los farmacéuticos y médicos de los Países Bajos.

La Inspectoría para la Protección de la Salud, Productos y Asuntos Veterinarios ha hecho advertencias a las empresas comerciales y minoritarias que venden productos a base de la hierba de San Juan, a quienes ha pedido encarecidamente que se aseguren de que los usuarios de esta hierba estén informados acerca de las combinaciones inapropiadas aquí citadas. Asimismo, la Junta de Evaluación de Medicinas informará a los fabricantes de productos farmacéuticos homeopáticos y a las organizaciones asociadas.

Suecia. Desde 1998, el Organismo de Productos Médicos (MPA) ha recibido siete informes de reducción del efecto de la warfarina al usarla junto con la hierba de San Juan. En época más reciente, se han adquirido conocimientos por medio de más informes, provenientes de otros organismos de reglamentación, sobre la reducción del efecto de varios medicamentos.

En resumen, los casos notificados de interacción de la hierba de San Juan con warfarina, ciclosporina, teofilina (reducción del efecto) y anticonceptivos orales (sangrado por suspensión del tratamiento), junto con los datos sobre alteraciones farmacocinéticas (reducción de las concentraciones) al administrarla con dextrometorfano, amitriptilina, nortriptilina, fenprocuma y digoxina, ofrecen pruebas fehacientes de que la hierba de San Juan estimula la producción de una amplia gama de enzimas metabolizantes de los medicamentos. Además, en la literatura médica se ha notificado interacción adversa de la hierba de San Juan con los antidepresivos presuntamente de origen farmacodinámico. Los síntomas clínicos de los pacientes revelan un síndrome de carencia de serotonina.

Dicho organismo se ha comunicado con las compañías y ha solicitado estudios sobre la gravedad y las repercusiones del problema de interacción y, mientras tanto, les ha pedido que declaren en la etiqueta del envase que los productos a base de la hierba de San Juan no deben usarse junto con ningún producto medicinal. El 29 de noviembre de 1999 se publicó un comunicado de prensa en Suecia.

Reino Unido. El Comité de Inocuidad de los Medicamentos ha enviado un mensaje sobre las pruebas recién obtenidas de interacción importante de las preparaciones a base de la hierba de San Juan con ciertos medicamentos recetados, incluso con los citados antes, en que declara que las preparaciones de esa hierba afectan a los neurotransmisores cerebrales y pueden tener interacción con las medicinas psicotrópicas, incluso con los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina. Las preparaciones de la hierba de San Juan también pueden tener interacción farmacodinámica con los triptanos empleados para tratar la migraña. Esa interacción puede ocasionar graves reacciones adversas. Se adjunta al mensaje una hoja informativa para el público y otra para los profesionales de la atención de salud, junto con un cuadro del efecto de la interacción con diferentes medicamentos, con recomendaciones para el tratamiento de los pacientes que ya tomen preparaciones de esa hierba.

Estados Unidos de América. El Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos hizo una advertencia de peligro para la salud pública en que informa a los profesionales de salud del riesgo de una interacción medicamentosa de la hierba de San Juan con el indinavir y otros medicamentos. La FDA trabaja estrechamente con las compañías farmacéuticas para asegurarse de que se enmiende la rotulación de los antirretrovíricos a fin de destacar las posibles interacciones medicamentosas con dicha hierba.

Organización Panamericana de la Salud Washington - Washington - United States
E-mail: contacto_rpsp@paho.org