Instantáneas

 

La eliminación de la lepra aún elude a algunos países

 

 

Hace alrededor de un decenio, se fijó la meta de eliminar la lepra del mundo entero. Esa meta hoy en día ha sido alcanzada, según un informe que acaba de emitir la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto significa que desde 1991, la prevalencia de la lepra se ha reducido en más de 90%.

Este hito representa la eliminación de una de las enfermedades más temidas de la humanidad, y una de las que más se acompañan de desfiguración física, estigmatización y rechazo. Se debe, en gran medida, al aumento del acceso a pruebas diagnósticas en etapa temprana de la enfermedad y al tratamiento gratuito en comunidades en mayor riesgo, a su vez parte de una iniciativa lanzada en 1999 y conocida por Alianza Mundial para la Eliminación de la Lepra. A la cabeza de esta iniciativa se encuentran los programas nacionales de los principales países con enfermedad endémica, la OMS, la Fundación Nippon, la Federación Internacional de Asociaciones contra la Lepra (ILEP), los laboratorios Novartis y la Fundación Novartis para el Desarrollo Sostenible, el Fondo Danés de Asistencia para el Desarrollo Internacional (DANIDA) y el Banco Mundial.

Pese a las implicaciones de este logro extraordinario, sigue habiendo seis países con una carga relativamente grande de lepra donde aún es preciso continuar la lucha contra la enfermedad: Brasil, India, Madagascar, Mozambique, Myanmar y Nepal. Estos países enfrentan el reto de proporcionar acceso gratuito al tratamiento medicamentoso múltiple a comunidades que hasta ahora no han sido beneficiadas debido a la baja cobertura de los servicios para el tratamiento de personas leprosas, la falta de infraestructura y el aislamiento impuesto por problemas bélicos. A este efecto se están llevando a cabo grandes campañas de información en zonas de alta prevalencia, de tal manera que los pacientes de lepra y su familia se sientan alentados a acudir a un servicio de salud a recibir el tratamiento.

El tratamiento medicamentoso múltiple es, afortunadamente, muy eficaz. Detiene la transmisión de la enfermedad desde la primera dosis y previene la discapacidad. En los últimos 15 años, cerca de 11 millones de leprosos han sido curados con este tratamiento. (Organización Mundial de la Salud. Leprosy: global target attained: remaining endemic countries pose greatest challenge. Comunicado de prensa WHA/2, 16 de mayo de 2001.)

Organización Panamericana de la Salud Washington - Washington - United States
E-mail: contacto_rpsp@paho.org