Instantáneas

 

Revisión sistemática sobre el empleo de mucolíticos orales en las exacerbaciones de la neumopatía obstructiva crónica

 

 

Al menos la mitad de los fumadores acaban sufriendo bronquitis crónica y cerca del 15% padecen síntomas incapacitantes relacionados con la neumopatía obstructiva crónica. Los pacientes con bronquitis crónica o neumopatía obstructiva crónica pueden sufrir repetidas exacerbaciones que incrementan la morbilidad y los costes de la atención de salud. Aunque estos episodios pueden ser tratados con antibióticos o corticoesteroides, sería conveniente disponer de otros tratamientos que redujeran la frecuencia y duración de las exacerbaciones agudas. En algunos países europeos los mucolíticos se encuentran entre los fármacos más prescritos con este fin en pacientes con bronquitis crónica, pero en el Reino Unido y Australia su empleo es mucho menos frecuente porque generalmente se consideran ineficaces, y carecen de financiación pública cuando son recetados a adultos con neumopatía osbtructiva crónica.

Los autores del presente estudio realizaron una revisión sistemática de los ensayos clínicos publicados, con el fin de determinar si el tratamiento con mucolíticos en pacientes con bronquitis crónica o neumopatía obstructiva crónica reduce la frecuencia de las exacerbaciones y los días de enfermedad, si mejora la función pulmonar o si aumenta los acontecimientos adversos.

Para identificar los estudios sobre el tema se efectuó una búsqueda en el registro del Cochrane Airways Group. En la búsqueda se utilizaron las siguientes palabras clave: (chronic bronchitis OR chronic obstructive pulmonary disease) AND (mucolytics OR N-acetylcysteine OR bromhexine OR S-carboxymethylcysteine OR ambroxol OR sobrerol OR iodinated glycerol). Para ser incluidos en la revisión, los estudios tenían que ser estudios aleatorizados, doblemente enmascarados y controlados con placebo sobre el empleo de mucolíticos orales al menos durante 2 meses. Se excluyeron los estudios en los que se utilizaron mucolíticos inhalados o combinaciones de mucolíticos y antibióticos, broncodilatadores, desoxirribonucleasas o proteasas. Los participantes tenían que ser adultos (> 20 años) con bronquitis crónica o neumopatía obstructiva crónica, definidas según criterios ampliamente aceptados. Se excluyeron los estudios realizados en pacientes con asma o fibrosis quística. Las medidas de eficacia primarias fueron el número de exacerbaciones agudas y los días de enfermedad, definidos como días en cama, días de baja laboral o días en los que el paciente no pudo realizar sus actividades normales. También se determinaron los días en tratamiento con antibióticos. Las medidas de eficacia secundarias fueron la función pulmonar (volumen espiratorio forzado en un segundo, capacidad vital forzada y flujo espiratorio máximo) y los efectos adversos del tratamiento.

Se identificaron 27 ensayos clínicos que cumplían estos requisitos, 4 de los cuales fueron excluidos por no proporcionar información acerca de las medidas de eficacia primarias. Los otros 23 fueron incluidos en la revisión: 21 realizados en pacientes con bronquitis crónica y 2 en pacientes con neumopatía obstructiva crónica.

El uso habitual de mucolíticos se asoció a una reducción de 0,07 exacerbacionres por paciente y mes (intervalo de confianza del 95%: 0,08 a 0,05; P < 0,0001), lo cual representa un 29% menos que en el grupo de control. La razón de probabilidades (odds ratio) de no sufrir exacerbaciones durante el período de estudio fue de 2,22 (intervalo de confianza del 95%: 1,93 a 2,54; P < 0,0001) al comparar el tratamiento con mucolíticos frente al tratamiento con placebo. De acuerdo con estas cifras, sería necesario tratar a seis pacientes para que uno de ellos se mantuviera sin exacerbaciones durante el período de estudio. Al contrario de los demás mucolíticos estudiados, la isobutirilcisteína, un donante de grupos tiol, no proporcionó una reducción significativa de las exacerbaciones. El tratamiento mucolítico también redujo en 0,56 (intervalo de confianza del 95%: 0,77 a 0,35, P < 0,0001) el número de días de enfermedad por paciente y mes, y en 0,53 (0,76 a 0,31, P < 0,0001) el número mensual de días que los pacientes tomaron antibióticos. En los escasos estudios que aportaron datos sobre la función pulmonar, las diferencias entre los pacientes tratados con mucolíticos y con placebo fueron pequeñas y no significativas. Los acontecimientos adversos, generalmente leves y autolimitados, tuvieron una frecuencia similar en los pacientes tratados con placebo y en los tratados con mucolíticos (media de 0,77 acontecimientos por paciente en ambos grupos).

Estos resultados revelan que los mucolíticos reducen de forma moderada, pero significativa, las exacerbaciones y el número de días de enfermedad en pacientes con bronquitis crónica o neumopatía obstructiva crónica. Además, las exacerbaciones que se producen pueden no ser tan graves y los beneficios podrían ser mayores en los casos más graves. De cualquier forma, los beneficios son moderados y el tratamiento no parece tener una buena relación coste-eficacia. (Poole PJ, Black PN. Oral mucolytic drugs for exacerbations of chronic obstructive pulmonary disease: systematic review. BMJ 2001;322:1271-1274)

Organización Panamericana de la Salud Washington - Washington - United States
E-mail: contacto_rpsp@paho.org