• Obesity: diagnosis and prescription for action in the English-speaking Caribbean Current Topics

    Fraser, Henry S.

    Abstract in Spanish:

    La obesidad ha sido una epidemia silente de alcance mundial durante los últimos 30 años. A diferencia del sida, que apareció de repente y lleva el estigma de ser una enfermedad infecciosa y letal, la obesidad, como epidemia, se ha comportado de manera insidiosa. Por no ser una infección -en el sentido más aceptado de la expresión- y por conducir a un desenlace mortal de manera indirecta y solapada, se ha hecho caso omiso de que constituye un importante problema de salud. Este artículo describe brevemente la magnitud real de este problema en los países caribeños de habla inglesa; su enorme impacto sobre la salud, la calidad de vida, la morbilidad, la mortalidad y el costo de la atención sanitaria; sus causas principales, y posibles remedios. En el Caribe, este problema se debe en parte a la creencia de que la obesidad es reflejo de salud y que se prefiere a las mujeres obesas. Además, la transición epidemiológica en el Caribe -que ha pasado en solo una generación de ser una región agrícola pobre a una sociedad en desarrollo basada en el turismo, y de una sociedad muy activa físicamente con dieta limitada, a una de baja actividad física y exceso de alimentos- ha tenido un efecto impresionante. Existen muchas barreras para lograr la prevención de la obesidad en el Caribe. Por un lado, no hay suficiente información acerca de los factores de riesgo, la morbilidad y la mortalidad, y son pocos los estudios que proponen métodos de intervención eficaces. Por otro lado, los sistemas de salud de los países caribeños carecen de suficientes nutricionistas, educadores de salud, fisioterapeutas y quinesiólogos. Entre las barreras ambientales figuran la falta de parques y otros espacios abiertos, la escasez de aceras y áreas para ciclistas, así como la presencia de delincuencia en las calles. En respuesta a esta situación, en este artículo se recomiendan medidas urgentes que deben ser concertadas a escala regional en siete frentes específicos, que van desde reconocer que la obesidad es un problema de salud pública que atañe a los médicos, hasta la importancia de la prevención y la necesidad de pasar a un enfoque multidisciplinario y multisectorial para abordar su solución.
  • Dietary changes and exercise needed to counter chronic diseases worldwide Current Topics

    Abstract in Spanish:

    La sustitución de las dietas basadas en alimentos con alto contenido calórico, muchos ácidos grasos no saturados y azúcares, por otras basadas en abundantes frutas y vegetales combinadas con un estilo de vida activo es crucial para combatir las enfermedades crónicas, tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados, según un importante informe recién publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). El informe contiene nuevas recomendaciones a los gobiernos acerca de la importancia de la dieta y el ejercicio físico para controlar el creciente número de personas que muere cada año a causa de enfermedades crónicas asociadas a malos hábitos alimentarios, tales como las afecciones cardiovasculares, el cáncer, la diabetes y la obesidad. En este informe se recomienda limitar la ingestión de grasa a 15-30% del consumo energético diario total. Los ácidos grasos saturados no deben superar el 10% del consumo diario total. Los carbohidratos deben proporcionar la mayor parte de la demanda energética, entre 55 y 75% del consumo diario, mientras que a las proteínas les corresponde de 10 a 15% de ese total. La sal debe reducirse a menos de 5 g diarios y el consumo de frutas y vegetales debe aumentarse a no menos de 400 g al día. Si bien muchas de las recomendaciones de este informe son similares a las emitidas por otros especialistas en nutrición, la sugerencia de limitar el consumo de azúcar a 10% del consumo energético total ha suscitado controversias y críticas de algunos sectores de la industria alimentaria, incluidos a representantes de los fabricantes de bebidas no alcohólicas. La OMS está elaborando una estrategia global sobre la dieta, actividad física y salud, de la cual forma parte el presente informe. Se espera que esa estrategia sea presentada a la consideración de la 57.aAsamblea Mundial de la Salud, que se celebrará en 2004
Organización Panamericana de la Salud Washington - Washington - United States
E-mail: contacto_rpsp@paho.org