El pensamiento de Fidel Castro, la universidad y el desarrollo sostenible

The thought of Fidel Castro, the university and sustainable development

Dr. C. Juan Vela Valdés Acerca del autor

En febrero se efectuó el 11 Congreso Internacional de Educación Superior Universidad 2018 bajo el lema “La Universidad y la Agenda 2030 de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible en el centenario de la Reforma de Córdova”.

Esta Agenda comprende 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y 169 metas y pretende retomar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y lograr lo que con ellos no se consiguió.

Cuba cumplió en el 2015 los Objetos de Desarrollo del Milenio y nuestro Gobierno suscribió los Objetivos de Desarrollo Sostenible que comenzaron su ejecución el 1 de enero de 2016 y guiará muchas de nuestras acciones en los próximos 15 años.

En la sesión final del evento de universidades se desarrolló un Panel sobre "el pensamiento de Fidel Castro, la universidad y el desarrollo sostenible".

El Objetivo número 3 se denomina “Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades” y comprende 13 metas.

Por problemas de espacio solo comentaré algunas metas del Objetivo de Desarrollo Sostenible 3 para el 2030 por su trascendencia y las agruparemos según programas y lo compararemos con lo logrado en Cuba.

Utilizaré para ello la información estadística preliminar de 2017 del Ministerio de Salud Pública.

Las metas que corresponden al Programa Materno-Infantil del Objetivo establecen que se debe lograr para el 2030 una reducción de la tasa de mortalidad materna a menos de 70 por 100 000 n.v., reducción de la tasa mortalidad neonatal a menos de 12 x 1 000 n.v. y reducción de la tasa de mortalidad en menores 5 años a menos de 25x1 000 n.v.

Cuba ya cumplió estas metas en el 2017 al obtener una tasa de mortalidad materna de 38,3 x100 000 n.v., de mortalidad neonatal de 2.1 x 1000 n.v. y de menores de 5 años de 5,4 por 1000 n.v. A esto se añade que la tasa de mortalidad infantil, por décimo año consecutivo cierra con una cifra por debajo de 5, en esta ocasión con 4 x 1 000 n.v., la más baja de la historia del país.

El Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz fue un abanderado de este programa que ha sido uno de los más exitosos y al cual le daba un especial seguimiento, tanto en la formación de los recursos humanos como en la introducción de nuevos procedimientos y tecnologías que permitiera cada día mejorar los resultados.

En la inauguración del Hospital Pediátrico “Juan Manuel Márquez”, en La Habana, el 30 de noviembre de 1989, hace casi 30 años, expresó lo siguiente:

Tenemos la convicción de que podemos bajar la mortalidad infantil a 10, por cuatro cosas nuevas. Primero, la genética prenatal y la detección precoz de malformaciones incompatibles con la vida. Segundo los cuidados intensivos peri natales y los servicios de Neonatología. Tercero la cirugía cardiovascular infantil, institución que se inauguró hace tres años, que ha operado 1 400 casos de niños pequeños, incluyendo prematuros y cuarto el médico de familia. Donde quiera que están los médicos de familia la mortalidad infantil está por debajo de 10.

Analizaré las metas relativas a lograr la disminución de las enfermedades trasmisibles y no trasmisibles. En 2016 la esperanza de vida al nacer alcanzó los 78,4 años; 76,5 para los hombres y 80,4 para las mujeres. Fidel fue un impulsor de todo lo que significaba disminuir los factores de riesgo de las enfermedades crónicas no trasmisibles. Fue una de las razones por la que impulsó con mucha fuerza el programa del médico de la familia y la especialidad de Medicina General Integral. Estaba convencido que el mejoramiento de la salud de la población cubana, ya envejecida, no se lograba al construir más hospitales, sino mediante la construcción y perfeccionamiento de un sistema de atención primaria que promoviera estilos de vida saludables y previniera las enfermedades, daños y riesgos, cuyos ejes fundamentales eran los consultorios de los médicos y enfermeras de la familia y los policlínicos docentes. Ellos son la base de los programas de Atención al Adulto Mayor, al Programa Materno Infantil, Genética Clínica, Prevención y Diagnóstico oportuno del Cáncer, Diabetes, Asma, Sedentarismo, Obesidad y otros.

El perfil epidemiológico del país ha cambiado y hoy las enfermedades no trasmisibles representan alrededor del 80 % del total de muertes, con predominio de las enfermedades del corazón, los tumores malignos, las enfermedades cerebrovasculares, la influenza y neumonía; todas estas estrechamente relacionadas con el envejecimiento de la población donde el 19,8 % alcanza más de 60 años de edad. Se eleva de forma considerable la prevalencia de diabetes mellitus y de hipertensión arterial.

En el VII Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) el 17 de mayo de 1987 el cro. Fidel Castro expresó lo siguiente:

Con nuestros programas de salud, que incluyen el trabajo del médico de la familia, con la dispensarización de toda la población, con la atención especial a todos los casos -respiratorios, cardíacos, etcétera-, con la elevación de su experiencia como especialistas generales integrales, los programas de lucha contra el sedentarismo, contra la obesidad, contra la fuma, las esperanzas de vida se elevarán considerablemente.

La mortalidad por enfermedades infecciosas y parasitarias ha ido descendiendo hasta menos del 1 % del total de defunciones. El Programa Nacional de Inmunización, gratuito, protege contra 13 enfermedades. Están eliminadas: la poliomielitis, la difteria, el sarampión, la tos ferina, la rubéola y parotiditis, el tétanos neonatal, la meningitis tuberculosa en el menor de 1 año, el síndrome de rubéola congénita y la meningoencefalitis posterior a la parotiditis. Dejaron de constituir un problema de salud el tétanos y la meningitis por H. influenzae tipo B.

Deseo comentar la meta 3.8 que reza textualmente:

Lograr la cobertura sanitaria universal, en particular la protección contra los riesgos financieros, el acceso a servicios de salud de calidad es esencial y el acceso a medicamentos y vacunas seguros, eficaces, asequibles y de calidad para todos.

El acceso y cobertura de salud se brinda gratuitamente al 100 % de la población a través de una red compuesta por 451 policlínicos, 10 782 consultorios del médico y la enfermera de la familia, 150 hospitales y 12 institutos de investigación. Existen además 112 salas de terapia intensiva, 26 bancos de sangre, 29 hogares de impedidos físicos. Asimismo, se brinda atención en 111 clínicas estomatológicas, 131 hogares de ancianos, 276 casas de abuelos y 131 hogares maternos.

Reconozco que los indicadores de salud que hoy muestra Cuba no solo están condicionados por la actuación de los profesionales de la salud y de otras especialidades, ni inclusive solo

por la labor del sector de la salud en su conjunto. Ello constituye un elemento importante del proceso salubrista. En el estado de salud de la población incide no solo el Sistema Nacional de Salud, sino todo el accionar conjunto de la sociedad, de sus leyes y valores y del total de sus fuerzas, ya que la salud es un producto social. El bienestar va interrelacionado también por otros Objetivos de Desarrollo Sostenible de erradicar la pobreza, el hambre, desarrollar la educación, una alimentación adecuada, disponer de vivienda, agua potable, saneamiento, empleo digno, y otros que se interrelacionan con el Objetivo 3 y mediante la intersectorialidad se incide en ellos.

Es interesante resaltar como la implementación de muchos de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución aprobados en el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba y en la Asamblea Nacional del Poder Popular apoyan el cumplimiento de los Objetivos y Metas de la Agenda 2030.

Estoy convencido que las cifras presentadas en estas líneas referente al Objetivo 3 son perfectibles y debemos alcanzar estadíos superiores en nuestro sistema de salud, que es referencia para todos los países. La cooperación internacional es necesaria. El acompañamiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) es de gran valor.

Pero al igual que se cumplieron los Objetivos del Milenio, estoy convencido que Cuba cumplirá los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y las 169 metas de la Agenda de Naciones Unidas para el 2030.

Finalizo con un mensaje de Fidel, con un valor perdurable:

El camino siempre será difícil y requerirá el esfuerzo inteligente de todos […] Ser tan prudente en el éxito como firme en la adversidad es un principio que no puede olvidarse. [ ] No me despido de ustedes, deseo solo combatir como un soldado de las ideas.

Fidel Castro Ruz La Habana, 18 de febrero de 2008

Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas La Habana - La Habana - Cuba
E-mail: ecimed@infomed.sld.cu