INFORMACIÓN FARMACOLÓGICA

 

Reacciones adversas

 

 

Asociación entre el Risperdal© y los accidentes cerebrovasculares

Canadá. Janssen-Ortho, Inc., tras discusiones con Health Canada, en Toronto, Canadá, da a conocer los resultados de cuatro ensayos clínicos en los que se ha detectado una asociación entre el Risperdal© (risperidona) y los accidentes cerebrovasculares (ACV) en pacientes de edad avanzada tratados por demencia. Se han presentado, entre otros, casos de embolia y ataques isquémicos transitorios, algunos de los cuales han sido letales.

Si bien es cierto que las personas de edad son más propensas a los ACV, los resultados de estos ensayos apuntan a un mayor riesgo en personas tratadas con Risperdal© cuando se les compara con testigos pareados por edad que recibieron placebo. Se recomienda, por lo tanto, que los médicos sopesen los riesgos y beneficios del uso del Risperdal© en pacientes de edad avanzada con demencia, teniendo en cuenta la presencia de otros factores de riesgo de ACV en cada caso individualmente. También se recomienda a los médicos que asesoren al paciente o a quien lo cuida acerca de los síntomas y signos que se asocian con los ACV, tales como la aparición súbita de debilidad o adormecimiento en la cara o en los miembros superiores o inferiores y los trastornos visuales o del habla, a fin de poder hacer un diagnóstico temprano y contemplar las distintas opciones terapéuticas, entre ellas la de suspender de inmediato el Risperdal©. Aún no se cuenta con suficientes datos para saber si el peligro de ACV en personas de edad avanzada con demencia se asocia exclusivamente con el Risperdal© o con todos los antipsicóticos, o con alguna forma de demencia en particular.

Asociación entre Accolate© (zafirlukast) y trastornos hepáticos

Canadá. AstraZeneca Canada, Inc. ha actualizado la información sobre seguridad de Accolate© (zafirlukast), sobre la base de la experiencia desde su lanzamiento y de informes que apuntan a una posible asociación entre este fármaco y la aparición de trastornos hepáticos. Como resultado, el rótulo del producto ahora contiene recomendaciones más específicas en torno al manejo del paciente que presenta síntomas o signos de hepatotoxicidad. Bajo el apartado de advertencias se indica que el fármaco debe suspenderse de inmediato si se detectan signos o síntomas de disfunción hepática, sin esperar los resultados de pruebas confirmatorias. Tales síntomas o signos son, entre otros, dolor abdominal en el cuadrante suprior derecho (por hepatomegalia), náusea, cansancio, letargo, prurito, ictericia, síntomas catarrales y anorexia. Se debe proceder de inmediato a realizar pruebas de función hepática, particularmente determinaciones de alanino-aminotransferasa (ALT), y el paciente deberá ser tratado a la luz de los resultados obtenidos. Si estos resultados son compatibles con disfunción hepática, Accolate© no deberá volver a administrarse y toda exposición futura al medicamento deberá evitarse cuando la disfunción hepática no se puede atribuir a otras causas. El medicamento no se recomienda en pacientes con cirrosis hepática o con alteración de la función hepática de cualquier otro origen.

Riesgo de cardiotoxicidad en pacientes tratados con Herceptin© (trastuzumab)

Noruega. La Agencia de Productos Médicos de Noruega ha resaltado la necesidad de vigilar cuidadosamente el estado de pacientes que reciben Herceptin© (trastuzumab) (Genentech, Inc., San Francisco, California) debido al riesgo de cardiotoxicidad asociado con el medicamento. El trastuzumab, anticuerpo monoclonal utilizado para el tratamiento del cáncer mamario metastásico, ha mostrado asociación con casos de cardiotoxicidad, siendo mayor el riesgo cuando este medicamento se administra en combinación con antraciclinas. Los pacientes que han sido tratados anteriormente con antraciclinas también corren el riesgo de sufrir cardiotoxicidad. Debido a que el trastuzumab tiene una semivida larga de alrededor de 28,5 días, puede permanecer en la circulación hasta 24 semanas después de suspenderse el tratamiento. Para reducir a un mínimo el riesgo de cardiotoxicidad, el tratamiento antineoplásico con antraciclinas debe evitarse antes de que hayan transcurrido 24 semanas desde la suspensión del tratamiento con trastuzumab. Se recomienda que se lleven a cabo evaluaciones cardíacas antes de la administración de este fármaco y mientras se administra y que se contemple seriamente descontinuar el medicamento en pacientes con indicios de cardiotoxicidad. A la luz de esta información, un nuevo resumen de las características del producto ha sido preparado y Roche mandará cartas a especialistas advirtiéndoles de la necesidad de vigilar cuidadosamente a los pacientes tratados con trastuzumab.

Interacción entre el omeprazol y la clozapina

Nueva Zelanda. El Programa para la Vigilancia Intensiva de los Medicamentos (IMMP por Intensive Medicines Monitoring Programme) de Nueva Zelanda ha recibido tres notificaciones de elevación de las concentraciones de clozapina cuando se administra junto con el omeprazol en pacientes que ya han sido estabilizados con clozapina. Hubo dos casos de convulsiones; en uno de ellos se retiró la clozapina durante cuatro días y en el otro la dosis se redujo y se suspendió el omeprazol. Ambos pacientes se recuperaron con estas medidas. Según el director del IMMP, estas notificaciones son indicio de que la adición de omeprazol puede provocar elevación de las concentraciones plasmáticas de clozapina y provocar efectos adversos relacionados con la dosis. El mecanismo de esta interacción aún no ha sido dilucidado por completo. No obstante, el sistema enzimático CYP 3A4 podría estar de por medio, ya que ambos medicamentos son sustratos de esta enzima hepática. Se pide a los médicos que estén atentos a esta posible interacción y que determinen las concentraciones plasmáticas de clozapina cuando sea necesario administrar clozapina y omeprazol simultáneamente.

Los anticonceptivos orales de emergencia y el riesgo de embarazo ectópico

Nueva Zelanda. La posibilidad de un embarazo ectópico debe tenerse presente en casos de embarazo tras la administración y el fracaso de anticonceptivos orales de emergencia a base de solo progestágenos, según indica un artículo reciente de advertencia a los prescriptores que se publicó en el sitio de Internet de Medsafe en Nueva Zelanda. El fenómeno puede producirse por el mismo mecanismo en virtud del cual los embarazos en mujeres que usan anticonceptivos orales a base de progesterona solamente tienden a ser ectópicos con más frecuencia que los de las mujeres que usan otros métodos anticonceptivos. El Centro para la Vigilancia de Reacciones Adversas (CARM por Center for Adverse Reaction Monitoring) ha recibido tres notificaciones de embarazos ectópicos tras el uso de anticonceptivos orales de emergencia a base de solo progestágenos, y se recuerda a los médicos que deben asesorar a las mujeres acerca de la posibilidad de un embarazo ectópico que conlleva el fracaso de estos fármacos. Las mujeres deben acudir prontamente a una consulta médica si sufren amenorrea o cualquier otro síntoma de embarazo después de usar estos medicamentos.

Riesgo de neutropenia e infecciones graves en pacientes tratados simultáneamente con Kineret© (anakinra) y con Enbrel© (etanercepto)

Reino Unido. La Agencia Europea de Evaluación de Medicamentos (EMEA por European Medicines Evaluation Agency) y su comité científico han recibido nueva información acerca de los efectos del uso combinado de Kineret© (anakinra) y Enbrel© (etanercepto). En un ensayo clínico reciente patrocinado por Amgen, Inc., los pacientes con artritis reumatoide que recibieron Kineret© más Enbrel© mostraron una mayor incidencia de infecciónes graves y neutropenia que los pacientes que recibían solamente Enbrel© y que la observada en ensayos clínicos anteriores en los que Kineret© se había administrado solo. La EMEA desea recalcar a los médicos la siguiente información sobre la seguridad del producto.

• La administración simultánea de Kineret© y Enbrel© no se considera un uso autorizado para uno u otro medicamento.

• La administración simultánea de Kineret© y Enbrel© se ha asociado con un riesgo mayor de infecciones graves y neutropenia, sin ningún beneficio adicional cuando se compara con la administración de Enbrel© solamente. Por tales motivos, la administración simultánea de ambos fármacos no se recomienda.

• No se han establecido la inocuidad y eficacia de Kineret© cuando se administra en combinación con otros antagonistas de los factores de necrosis tumoral (TNF), por lo que el uso combinado de estos fármacos se desaconseja.

La minociclina y la hipertensión intracraneana no tan benigna

Australia. La hipertensión intracraneana "benigna", que también se conoce por "seudotumor cerebral", consiste en un aumento persistente de la presión del líquido cefalorraquídeo. Suele acompañarse de cefalea, náusea, vómitos y edema de papilar y, en ocasiones, de parálisis del sexto par craneano. A veces se asocia con el tratamiento medicamentoso y las tetraciclinas son una causa bien conocida. De los 76 casos que han sido notificados en los últimos 30 años al Comité Australiano Asesor en Materia de Reacciones Adversas a los Medicamentos (ADRAC por Australian Drug Reaction Advisory Committee), 32 han mostrado una asociación con la minociclina.

Los 32 pacientes eran jóvenes entre las edades de 12 y 30 años (edad mediana de 16 años) y casi todos estaban en tratamiento prolongado con minociclina por presentar acné. Veintiocho de los 32 eran mujeres y los síntomas aparecieron en un plazo de 2 semanas a 18 meses después de iniciado el tratamiento (con una mediana de 2 meses). En uno de los casos la paciente presentó los primeros síontomas apenas un día tras habérsele cambiado el tratamiento de doxociclina a minociclina. La mayoría de los pacientes se recuperaron al suspenderse el medicamento, aunque muchas veces con lentitud (en un período de 2 a 12 semanas). En los casos en que se indicó el tipo de tratamiento administrado para combatir la hipertensión intracraneana, las medidas más frecuentes fueron la punción lumbar, practicada varis veces en algunos casos, y el uso de acetazolamida o esteroides. También hubo algunos pacientes que no se habían recuperado cuando se entregó el informe. Un paciente tuvo que estar en el hospital mucho tiempo y a otro hubo que hacerle una derivación lumboperitoneal. Un paciente presentó cuadrantanopía de la parte inferior de la nariz por más de 6 meses.

Aunque el ADRCA ya había llamado la atención a esta asociación anteriormente, la notificación de tres casos en los últimos seis meses lo ha llevado a emitir un recordatorio. La posibilidad de hipertensión intracraneana benigna de origen medicamentoso debe contemplarse en toda persona joven con cefaleas persistentes sin causa aparente, y las mujeres que toman minociclina parecen correr un riesgo especialmente alto de sufrir este trastorno.

Suspensión de un ensayo clínico en pacientes con asma tratados con salmeterol

Estados Unidos de América. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos de América anunció el 23 de enero de 2003 que Serevent© (xinafoato de salmeterol), medicamento usado en el tratamiento del asma, podría verse asociado con un riesgo elevado de episodios asmáticos que ponen la vida en peligro o con muertes por asma, especialmente en ciertos pacientes. Esta sospecha se basa en los resultados de un análisis provisorio de un estudio de seguridad. Si bien no hubo un resultado estadísticamente significativo en relación con el resultado de principal interés, que consistió en una combinación de muertes por asfixia o intubaciones (o insuficiencia ventilatoria), se detectó una tendencia hacia un mayor número de muertes por asma o de episodios de asma graves cuando se tomaron en cuenta todos los pacientes que participaron en el estudio, aunque esta tendencia tampoco fue estadísticamente significativa. Análisis subsiguientes de los datos revelaron la posibilidad de que el riesgo fuese mayor en pacientes afroestadounidenses y en pacientes que no estaban recibiendo tratamiento con esteroides inhalados en el momento de entrar en el estudio, en comparación con los que sí lo estaban recibiendo.

La FDA hace hincapié en el hecho de que los beneficios de usar Severent© pesan más que los riesgos y que los graves efectos adversos que se notificaron en el ensayo fueron sumamente raros. La entidad les recomienda encarecidamente a los pacientes que no dejen de usar Severent© o cualquier otro medicamento para el tratamiento del asma o de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) sin consultar al médico primero. La suspensión súbita del tratamiento para el asma y la EPOC puede provocar graves exacerbaciones de estas enfermedades que podrían poner en peligro la vida. La FDA insiste, además, en que todos los medicamentos para el asma, entre ellos Severent©, se administren como parte de un plan integral que tenga en cuenta la gravedad del asma que sufre el paciente y que eduque a este último acerca de la enfermedad y su tratamiento adecuado.

La linezolida y la neuropatía periférica

Australia. Zyvox© (linezolida) es un antibiótico nuevo para el tratamiento de infecciones sospechadas o confirmadas por microorganismos resistentes a distintas clases de antibióticos. El Comité Australiano Asesor en Materia de Reacciones Adversas a los Medicamentos (ADRAC por Australian Drug Reaction Advisory Committee), ha recibido cuatro notificaciones de neuropatía periférica en pacientes que habían tomado linezolida durante 6 a 9 meses. La neuropatía no había mejorado en ninguno de los casos en el momento de la notificación. En los ensayos clínicos en los que se basó el registro del medicamento la exposición a este último no duró más de 28 días. Por lo tanto, es preciso tener presente la posibilidad de una neuropatía periférica a la hora de contemplar la administración de linezolida por más de 28 días.

Los antihistamínicos de última generación y el riesgo de convulsiones

Canadá. Los antagonistas de los receptores de la histamina H1 a menudo se clasifican como antihistamínicos de primera o nueva generación ("first- generation" o "new-generation") sobre la base de su frecuente efecto sedante a dosis terapéuticas. Los antihistamínicos de segunda o tercera generación ('newer- generation") —astemizol, cetirizina, deslorratadina, fexofenadina, loratadina y terfenadina— fueron elaborados con miras a que hubiera otras opciones terapéuticas sin efecto sedante. La venta de terfenadina y astemizol fue suspendida en Canadá debido a una asociación entre la prolongación del intervalo QT, que podría llevar a la arritmia conocida por torsades de pointes o a una fibrilación ventricular. La loratadina, cetirizina, fexofenadina y deslorratadina han sido comercializadas en el Canadá desde 1988, 1991, 1997 y 2002, respectivamente, y todos estos fármacos, a excepción de la cetirizina, se venden sin receta médica. La cetirizina se vende tanto con receta (20 mg) como sin ella (5 y 10 mg).

Se han notificado convulsiones en asociación con el uso de algunos antihistamínicos de primera generación (clorfeniramina, difenhidramina, fenilamina y pirribenzamina), y también con algunos antihistamínicos de segunda y tercera generación (astemizol, cetirizina, fexofenadina, loratadina y terfenadina). Según el Sistema de Notificación de Efectos Adversos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos de América, en julio de 1999 las convulsiones asociadas con la cetirizina, fexofenadina y loratadina representaban hasta ese momento 2,5, 3,1 y 2,1%, respectivamente, de todas las reacciones adversas notificadas en relación con el uso de estos medicamentos.

Para el 19 de septiembre de 2002, Health Canada había recibido 20 notificaciones de trastornos convulsivos asociados con el uso de loratadina (9), cetirizina (7) y fexofenadina (4). Hasta ahora no se han notificado convulsiones en conexión con la deslorratadina. Los casos notificados de convulsiones representaban 3,6, 1,4 y 0,9% del número total de reacciones adversas notificadas en conexión con el uso de loratadina, cetirizina y fexofenadina, respectivamente. Quince de los 20 casos se presentaron en pacientes con antecedentes de convulsiones o que estaban en tratamiento simultáneo con anticonvulsivos. No obstante, estos datos deben interpretarse con cautela, ya que no se ha confirmado la causalidad. No se sabe aún si los antihistamínicos de segunda y tercera generación agravan el estado de pacientes con antecedentes de convulsiones o si interactúan con los agentes anticonvulsivos. Es preciso estudiar más a fondo estos fármacos y seguir vigilando su posible papel en la aparición de convulsiones, sobre todo en pacientes que tienen predisposición a estos trastornos.

Organización Panamericana de la Salud Washington - Washington - United States